Cova Tallada de Xàbia – Dénia

‘Para viajar, no siempre es necesario irse lejos’… no sabes cuantas veces has oído ya esa frase, pero tienes que reconocer que es una gran verdad. Así que, aprovechando este no-invierno de Valencia y que es sábado (ya sabes, de lunes a viernes es la vida real la que impone sus reglas), decides que es un buen momento para explorar algún rincón de la región.

DSC_0221

Tienes ganas de mar, ganas de ese olor a sal tan típico del Mediterráneo, en verdad es típico de cualquier mar, pero tú irremediablemente lo asocias al tuyo. Aunque es verdad que también te apetece un poco de montaña, de aire puro, y así es como empieza la búsqueda que te llevará a decidirte por la Cova Tallada.

DSC_0229

El siguiente paso es conseguir convencer a alguien para que te acompañe, que se una a esto de gastar suela también por Denia. Y sin mucho esfuerzo consigues engañar a dos amigas. En el camino, una de ellas descubrirá que esa sensación que tiene cuando le toca andar cerca de un acantilado es vértigo. Aprenderá también que a veces poner nombre a las cosas es aceptar que existen y que por eso, si no se le llama el vértigo no vendrá, y todo quedará en eso, en un pequeño vacío en el estómago. Otra de ellas, descubrirá que lleva el gen de maestra en la sangre, y que sale cuando menos se espera (y más se necesita).

DSC_0206

Así pues, botas puestas, cámara preparada y comida en la mochila para más de un día, ponemos rumbo a Denia. La ruta es bastante corta, de apenas 6 km que se dividen en una subida a la Torre del Gerro y una bajada al mar, a la Cova Tallada. La Torre del Gerro (primera parada) que recibe su nombre debido a su aspecto, con forma de jarrón (gerro en valencià). Se trata de una torre de defensa que data del siglo XVI, de 1552. La torre formaba parte de un sistema de vigilancia costera desarrollado para defenderse de los piratas berberiscos. Casi te puedes imaginar, al mirar al mar, ordas de barcos de piratas queriendo asaltar la costa.

DSC_0204     DSC_0209

Pasada la torre, el camino baja hacia la Cova Tallada, lo que te llevará en torno a 30 minutos. Está todo muy bien detallado, y resulta complicado perderse, ya que en ciertos tramos no hay muchas alternativas. Seguramente te encuentres en el camino con algunos que se autodenominen domingueros que te adelantarán en el momento menos pensado y llegarán a la cueva mucho más rápido que tú, pero que esto no te desanime. Disfruta del paisaje y párate las veces que haga falta a fotografiarlo, que para eso has venido.

DSC_0224

Seguramente encuentres alguna que otra zona que te dé un poco de vértigo, esa palabra que no existe y que no queremos nombrar…

DSC_0240

… pero piensa que siempre encontrarás cuerdas en el camino, y es un camino bastante fácil.

DSC_0227

Y al final, ahí abajo, donde rompen las olas, encontrarás la entrada a la Cova Tallada… y pensarás que ahí acaba tu escapada, pero nada más lejo de la realidad.

DSC_0238

A lo largo de la bajada, te darás cuenta que hay muchos árboles quemados. Ese es el punto triste de la ruta, que esta zona se quemó el año pasado, y por supuesto, las secuelas se notan todavía. Esto hará que te replantees por enésima vez en tu vida lo importante que es la naturaleza y lo mucho que debemos cuidarla. Si no, no tendríamos lugares así.

DSC_0215

Y por fin, llegarás a la entrada de la Cova Tallada, y descubrirás que hay mucho más. Esta gruta está abierta al mar y cuenta con más de 400 metros de recorrido. De hecho, es importante que lleves linterna para poder explorarla (a mi se me olvidó, y con eso tengo la excusa perfecta para volver). No se trata de una gruta natural, sino que fue tallada para extraer roca tosca, un material que ya empleaban los musulmanes para la construcción de sus castillos. Dentro, cuesta poco imaginarse una época de piratas y tesoros. Y quién sabe si quedará algún tesoro escondido…

DSC_0265

DSC_0272

DSC_0268

Y así llegarás al final del día, comiendo en una cueva, ¿puede haber un plan mejor para un sábado de febrero? 

Si quieres tener más claro cómo llegar y la ruta exacta, lo mejor es que utilices Wikiloc, ahí tendrás toda la información que puedes necesitar. Habrá que ir planeando la siguiente escapada… =)

¿Habías visitado ya este rincón? ¿Cuál es tu rincón favorito de la región donde vives?

DSC_0263

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *