Una semana en Lanzarote en septiembre

¿Has estado o has pensado en pasar unos días en Lanzarote? Pues en este nuevo post, te traigo una ruta en coche de una semana para conocer todos los rincones de la ‘isla de los volcanes’.


Lanzarote es una isla relativamente pequeña de unos 60 km de longitud, por lo que con un coche es bastante fácil recorrerla de punta a punta. El aeropuerto de la isla se encuentra muy cerca de Arrecife, la capital y la población más grande. Nuestro alojamiento se encontraba en la turística Puerto del Carmen, refugio de muchos jubilados británicos y alemanes. Puerto del Carmen se sitúa a unos 15 km al sur de Arrecife y está principalmente pensada para el turismo. Cuenta con numerosos hoteles y bungalows, y con un paseo marítimo de varios kilómetros de longitud repleto de todo tipo de bares, pubs y restaurantes.

Me llamó bastante la atención que todos los pueblos de la isla están formados por pequeñas casas de color blanco, que sin duda contrastan con los colores gris y ocre del terreno. Hay pueblos muy bonitos como Uga y Teguise que merecen una visita.

Si bien es cierto que al tratarse del mes de septiembre había mucho menos ambiente del que puede haber en los principales meses de verano. Decidimos alojarnos aquí por el ambiente y porque se encuentra bien conectado con todos los puntos de la isla.

Día 1: Tradición local

El primer día coincidió que era la Fiesta de la Virgen de los Dolores (15 de septiembre), se trata de la principal festividad de la isla y sin saberlo nos vimos envueltos en una romería de unos 9 km hasta la Ermita de los Dolores. La gente de la isla se viste con los trajes tradicionales y prepara comida y bebida para el camino. Por desconocimiento, nosotros no íbamos bien previstos, por lo que el trayecto se hizo un poco duro… Una vez en la ermita hay una feria donde acude gente de todas partes de la isla, se producen varios actos religiosos y tras ellos hay una gran verbena con música en directo.

Romería a la Ermita de los Dolores frente al Monumento del Campesino
Día 2: Explorando Arrecife

Arrecife cuenta con una población de unos 60.000 habitantes. Merece la pena pasar una tarde paseando tranquilamente por Arrecife. Los principales puntos de interés son el Castillo de San Gabriel, la casa amarilla y en especial el Charco de San Ginés. El Charco fue sin duda lo que más me gustó y un sitio perfecto para tomar unas cuantas fotos y es un lugar perfecto para comer por ejemplo, uno de los platos típicos de la isla, papas arrugadas con mojo.  😛

Vista del Charco de San Ginés en Arrecife
Día 3: Territorio volcánico

El Parque Nacional del Timanfaya es sin duda un imperdible de la isla. Creado hace menos de 300 años tras una serie de fuertes erupciones volcánicas que transformaron la isla por completo. El Parque cuenta con más de 25 volcanes y cubre un área inhóspita de origen volcánico. Hay varias rutas que se pueden hacer…

Para las dos rutas guiadas de senderismo hay que reservar por la web con algunas semanas de antelación mientras que para la ruta en autobús por las Montañas del Fuego no es necesario, aunque para evitar colas conviene evitar las horas centrales del día. La entrada cuesta 8€ para adultos y 4€ para niños entre 7 y 12 años. La última visita es a las 17h. También hay un pequeño tour de unos 10-20 minutos en camello, pero el precio nos pareció un poco alto para lo que era el trayecto en sí.

Vistas del Parque Nacional del Timanfaya desde el autobús

Lamentablemente, nosotros solo pudimos realizar la ruta guiada en autobús. Dura unos 45 minutos y te permite llevarte una idea general de la historia y del parque. Finalizada la ruta, pusimos rumbo a la población costera de El Golfo para comer. Desde ahí, nos acercamos hasta el Charco Verde o Charco de los Clicos. Se trata de una laguna de color verde de origen volcánico situada en un entorno increíble, aunque solo se puede observar desde cierta distancia.

Vista del Charco Verde desde el mirador.

Después decidimos recorrer algunos kilómetros de la ruta litoral, también perteneciente al parque nacional del Timanfaya. Se trata de una ruta de senderismo de acceso libre que recorre toda la zona litoral del parque (9 km). Conviene llevar un calzado adecuado ya que el sendero transita por rocas de origen volcánico. Nosotros llegamos hasta la preciosa Playa del Paso, de arena negra volcánica.

Ruta litoral con la localidad de El Golfo al fondo

Finalmente, nos acercamos con el coche hasta los Hervideros y las Salinas de Janubio, a unos 5-10 minutos en coche desde el Golfo. Dos de los entornos naturales que debes visitar si estás en la isla.

Las olas rompen con gran fuerza en Los Hervideros.
Día 4: Tras los pasos de César Manrique

Decidimos dedicar este día a explorar la zona norte de la isla. En el norte se concentran muchas de las creaciones del artista local César Manrique. Comenzamos la mañana visitando el Jardín de Cactus, que alberga una amplísima variedad de cactus de todas partes del mundo. Después, visitamos los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes, que se encuentran prácticamente al lado. La Cueva de los Verdes se visita obligatoriamente con un guía que te explica todo sobre la formación de la cueva en un tour por las distintas galerías de unos 45 minutos de duración. De estos tres sitios creo que el que más me gustó fue el Jardín de Cactus y eso que era del que en un principio, menos expectativas tenía.

Jardín de Cactus, una de las creaciones de César Manrique en la isla

Se puede combinar todo en una misma mañana perfectamente. Por último, tras reponer fuerzas comiendo cerca de Orzola, en la bonita playa de Caletón Blanco, nos dirigimos al Mirador del Río. Se trata de otra creación de César Manrique y ofrece unas vistas impresionantes de Lanzarote y de la isla de La Graciosa. Sin embargo, debido a la espesa niebla, que no dejaba ver nada, decidimos no entrar.  😥

Como plan alternativo, pusimos rumbo hasta el surfero pueblo de Famara. Tiene una de las playas de arena más propicias de la isla para la práctica del surf y es por ello por lo que el pueblo está repleto de tiendas y escuelas de surf.

Surferos en la playa de Famara
Día 5: Rumbo al sur

Después de dedicar el día anterior a explorar el norte de la isla, tocaba ahora explorar el extremo sur. Por ello, fuimos por la tarde con el coche hasta la Costa del Papagayo. Se trata de un conjunto de preciosas calas situado justo en el extremo sur de la isla, cerca de la localidad de Playa Blanca y frente a la costa de Fuerteventura. Toda la zona está protegida y las calas son accesibles con el coche por caminos de tierra. Aunque están bastante transitadas, merece la pena acercarse para disfrutar de un entorno como este:

Vista sobre la Costa del Papagayo
Día 6: En el cráter de un volcán

Como la isla no es muy grande, ya prácticamente habíamos visto todo. Es cierto que teníamos pensado visitar La Geria, una zona de viñedos donde se produce el vino local sobre terreno volcánico.

Pero como ya habíamos pasado con el coche algún día, decidimos hacer una ruta de senderismo que nos habían recomendado en el centro de información del Timanfaya. La ruta consiste en una ascensión hasta el inactivo volcán de Caldera Blanca que tiene un impresionante cráter de más de 1 km de diámetro. Aunque se encuentra muy próximo, este volcán no se encuentra dentro del Parque Nacional y la ruta se puede realizar por libre, es decir, sin reservar. Se trata de una ruta de unos 9 km entre terreno volcánico. Por lo que conviene salir con tiempo, llevar agua y un calzado adecuado. Todo lo que nosotros no hicimos…

Imposible abarcar en una sola foto todo el cráter del Caldera Blanca…

Y hasta aquí toda la aventura en Lanzarote… Tenía muchas ganas de viajar a Canarias y ha sido un gran primer contacto con el archipiélago. Me he vuelto con ganas de seguir conociendo más… ¿Cuál es la siguiente isla que me recomendarías explorar? Y tú, ¿Has estado en Lanzarote? ¿Qué impresiones te llevaste de la isla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.