Lago de Como: excursión desde Milán.

Mi historia de amor con los Alpes empezó allá por 2012 en Suiza. Durante 4 meses estuve viviendo allí. Y esos meses, aproveché todos los fines de semana para escaparme a la montaña, ¡la tenía tan cerca y tan accesible! Así, poco a poco, me dejé seducir por ellos. Me enamoraron sus paisajes, sus glaciares, sus acantilados y sus lagos. Sin embargo, lo nuestro era algo imposible, me volvía a Valencia, a nuestra huerta a nuestro mar, a nuestra vida al nivel del mar. Tuvimos que despedirnos, aunque no fue un adiós, fue un ‘hasta pronto‘.

dsc_1847Es por eso, que cuando vi que estaban tan cerca de Milán, donde tenía que pasar unos días por trabajo, no pude evitar ir a hacerles una visita. Esta vez no tocó patearlos, sino visitar el Lago de Como y dos de sus pueblos (Varenna y Bellagio), donde sin dudarlo podría irme a vivir una temorada.

NOTA: Si alguno de los lectores del blog tiene casa en los Alpes y quiere invitarme, aceptaré encantada 😉

dsc_1733Con forma de ‘Y’ invertida, este lago se encuentra lo suficientemente cerca de Milán como para realizar una excursión. Puedes llegar fácilmente a Varenna en apenas 1 hora en tren. Varenna es un pequeño pueblo, fundado por pescadores allá en el siglo VIII. Construido casi en vertical, para poder ganar espacio a la montaña y al mar, es un lugar ideal para perderse por sus empinadas calles.

Desde ahí, puedes coger un barco a Bellagio, la perla del lago. Este pueblo se encuentra en el punto exacto donde se unen los brazos de la ‘Y’. Las casas de colores destacan entre el azul del lago y el verde de la montaña. Es un pueblo famoso, y lo sabe. Justo donde te deja el barco está lleno de restaurantes (no precisamente baratos) y, a medida que te adentras en tus calles, te vas dando cuenta de que hay demasiados bares y tiendas de souvenirs para la gente que vive en él. Y es que, el pueblo sufre de tanto en tanto esa plaga de la que todos hemos formado parte alguna vez. Esa plaga equipada con cámara de fotos y tarjetas de crédito llamada turistas.

dsc_1778Aún así, el pueblo bien merece una visita. Llena de calles estrechas (¡me pierden esas calles!), puedes vagar sin rumbo encontrándote con calles que parece que acaben directamente en el lago, parques, caminos de piedra que se adentran en el lago e incluso, para los que dispongan de más días, rutas para escaparse por la montaña.

dsc_1860 dsc_1781dsc_1857

¿Cómo se llega al Lago de Como?

Desde Milán, nosotros cogimos el tren en la estación Milano Centrale que nos dejaba en Varenna-Esino (con 1 transbordo), por 6.70 € ida y 6.70 € vuelta.

¡¡IMPORTANTE!! No subas al tren sin ticar el billete. Nosotros lo hicimos porque llegábamos tarde y, aunque nos dijeron los mismos de la estación que no pasaba nada, el inspector no fue de la misma opinión y nos hizo pagar una multa de 10 €/persona. Y no fuimos los únicos a los que les pasó.

Puedes comprar los billetes y comprobar el horario en la web de Trenitalia, solo tienes que seguir este enlace.

Así que, si tienes oportunidad, aprovecha y visita este lugar. Entenderás por qué tantos famosos han elegido el lago de Como para escaparse de tanto en tanto. ¡Ay si se pudiera hacer couchsurfing en ellas! ¿Te imaginas? 😉

 

¡Gracias por llegar hasta aquí!

Si tú también quieres participar en las publicaciones del blog suscríbete, prometo no agobiarte con correos y además te llevas un ebook de regalo 😉

Mercado de Colón de Valencia, un imperdible.

Mercado. Hay tantos olores, tantas historias y tantos sabores en esas tres sílabas. Si pienso en mercado pienso en mi abuela, en su carro de la compra, y en su selección de productos de la mejor calidad/precio con los que conseguía hacer que cualquier plato fuera el mejor que hubieras probado en la vida. Continue reading “Mercado de Colón de Valencia, un imperdible.”

Despedida de soltera en Ibiza: mercadillo, playa y fiesta.

Atención: esta no es la típica despedida de soltera en Ibiza, es mucho más.

Lo que son las cosas. De no haber estado nunca en Ibiza a visitarla por segunda vez en menos de dos meses. Y es que, tenía que volver sí o sí porque le hacíamos la despedida de soltera a una muy buena amiga (¿os acordáis de la Velodyssée? Fue propuesta suya), y ese era un evento que no pensaba perderme por nada del mundo. La razón de escoger Ibiza para el evento se debía unicamente a que la gente se desplazaba de diferentes lugares: Suiza, Londres, Bilbao, Valencia y Barcelona, lo que hacía de Ibiza un lugar fácil de alcanzar para todas por los vuelos que llegan a ella. Continue reading “Despedida de soltera en Ibiza: mercadillo, playa y fiesta.”

Benimaclet conFusion Festival en Valencia

¿Conoces el Benimaclet conFusion Festival? ¿Aún no? Entonces has llegado al lugar correcto, pero antes de hablaros de él permitidme que os presente el escenario: Benimaclet. Continue reading “Benimaclet conFusion Festival en Valencia”

La Vélodyssée: cicloturismo en Francia.

¿Qué es eso de la Vélodyssé? Parece que los suscriptores de Gastando Suela tenían ganas de conocer un porque más sobre esto, ya que ha sido el post más votado de la semana. Así pues, hágase su voluntad: esta semana, volvemos a la Vélodyssé, ¿te vienes? Continue reading “La Vélodyssée: cicloturismo en Francia.”

3 días en Pirineos: Parque Nacional de Aigüestortes.

No sé si lo habré comentado ya alguna vez en el blog, pero me encanta ir a la montaña y si es al Parque Nacional de Aigüestortes, aún mejor.  Prepararte la mochila sabiendo que lo que llevas es absolutamente imprescindible, ya que tendrás que cargar con ello varios días. Calzarte las botas de montaña para recorrer kilómetros y kilómetros solo por la recompensa de llegar a un refugio en el que poder quitártelas y tomar una cerveza bien fresquita. Sentirte insignificante rodeado de montañas y a la vez creerte el rey del mundo cuando alcanzas una cima, por muy pequeña que sea. Por todo esto y mucho más, es por lo que nunca digo que no a hacer una ruta de montaña. Continue reading “3 días en Pirineos: Parque Nacional de Aigüestortes.”

Museo de la Seda de Valencia

Llevas años viviendo en Valencia, o tal vez no eres de aquí, pero llevas años queriendo hacer una escapada a la capital del Turia. Pensar en Valencia, es pensar en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, en los grandes eventos (Fórmula 1, Copa América, etc.), pero también en cosas más pequeñas. Es pensar en paella (la buena, la de verdad, y no ese arroz con cosas que sirven en otros sitios bajo el nombre de paella), en horchata y fartons, en el Miguelete, o en su gran fiesta: las Fallas. Esa fiesta que consigue paralizar a una ciudad entera durante unos días. Que, en muy, muy, muy resumidas cuentas, se trata de ruido, ruido y más ruido, pero ¡ay! ¡qué melodía tiene ese ruido!… Continue reading “Museo de la Seda de Valencia”

Excursiones desde Edimburgo: St. Andrews

Has explotado tu primer día en Edimburgo siguiendo los pasos de escritores ilustres (y no tan ilustres), de villanos como Dr. Jekyll & Mr. Hyde, y de grandes filósofos, científicos y mucho más. Estás empapado de la ciudad (literalmente, porque casi no para de llover) y quieres darte la oportunidad de visitar alrededores. Abres el mapa y decides que St. Andrews puede ser un buen lugar para visitar, así que te diriges a la parada de autobuses y en apenas una hora y media te plantas en esta ciudad costera tan conocida por… un momento, ¿no sabes qué es lo que hace St. Andrews tan conocida? ¡Entonces has dado con el lugar adecuado! Continue reading “Excursiones desde Edimburgo: St. Andrews”

Edimburgo literaria

Acabas de decidir mudarte a Edimburgo, tu relación con tu pareja ha dejado de ser estable, y qué mejor manera que poner pies en polvorosa y marcar una distancia de unos cuantos cientos de kilómetros. Así es como un día, decides empezar una nueva vida, o simplemente cambiar de aires por unos cuantos meses, haces las maletas y pones rumbo a Edimburgo, la romántica, fría y misteriosa capital de Escocia.     Continue reading “Edimburgo literaria”

3 días en Edimburgo

Edimburgo es de esas ciudades especiales que todo el mundo incluye en esa lista de lugares que visitar antes de morir. Es uno de esos lugares que tienen un no sé qué que qué se yo que hace que te sientas atraída por ella. No sabes muy bien cuando ni por qué empezó tu atracción por un lugar así, aunque sospechas que la película Braveheart tuvo algo que ver. ¡Qué hombres los escoceses! Continue reading “3 días en Edimburgo”