Excursiones desde Edimburgo: Stirling

Si tienes pensado pasar un tiempo en la capital escocesa y te apetece moverte un poco por los alrededores, hay varias excursiones que merecen la pena. En un viejo post te propusimos visitar St. Andrews (lo puedes leer aquí) y en este te proponemos otra excursión desde Edimburgo, concretamente a Stirling.

Stirling es una pequeña ciudad situada a 60 km al norte de Edimburgo, desde donde se puede llegar fácilmente en tren desde la estación central. Es una ciudad con mucha historia y se le conoce por ser la puerta a las famosas Highlands.

El principal punto turístico es el castillo que domina la ciudad. Stirling fue la capital de Escocia durante la era medieval y era un lugar muy codiciado pues permitía controlar toda la entrada a las Highlands así como el río Forth, con salida al Mar del Norte.

Desde la estación de trenes se puede llegar al castillo paseando tranquilamente por el centro histórico. Pero antes de llegar merece la pena detenerse en Church of the Holy Rude (Iglesia de la Santa Cruz), es junto al castillo uno de los edificios históricos más importantes de la ciudad. En esta Iglesia fue coronado Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia en 1567. Jacobo Estuardo era el hijo de María Estuarda, Reina de Escocia y uno de los personajes históricos escoceses más conocidos.

Church of Holy Rude. Autor: Carlos Delgado. Fuente: CreativeCommons

Continuando el paseo, tras dejar atrás la Iglesia y el cementerio contiguo llegamos finalmente al Castillo. La entrada cuesta unas 16 £ por adulto y como nosotros ya habíamos entrado al de Edimburgo, decidimos no visitarlo.

El Castillo de Stirling se encuentra en la parte más alta de la ciudad.

Así que tras contemplar el castillo desde fuera y las magníficas vistas desde arriba, pusimos rumbo hasta la torre que se ve en el fondo de la foto. Se trata del Monumento a William Wallace, otro personaje histórico de Escocia que te sonará seguro si has visto la película Braveheart. Y es que muy cerca de Stirling tuvieron lugar numerosas batallas por la independencia de Escocia.

Vistas desde la explanada del Castillo. Con el monumento a Wallace y las Highlands al fondo.

Si tenéis pensado ir hasta el monumento, no hagáis como nosotros… Decidimos ir andando pensando que estaba más cerca cuando en realidad estaba a casi 1h andando. Se puede llegar mucho más rápido en autobús. Aunque antes de hacerlo, también merece la pena acercarse al viejo Puente de Stirling, que cruza el río Forth (a nosotros nos pillo de camino…). Aquí tuvo lugar una de las batallas más famosas de la Guerra de Independencia escocesa.

Old Stirling Bridge sobre el río Forth.

Finalmente, llegamos al Monumento Nacional a Wallace, construido en 1869. Este año 2019, celebra ni más ni menos su 150º aniversario. La entrada son unas 10,50 £ por adulto, jubilados y estudiantes 8,50£, en ella puedes aprender más sobre la figura de William Wallace y disfrutar de las magníficas vistas.

Monumento a Sir William Wallace.

Y con esto, termina la excursión de un día y regresamos a Edimburgo. ¿Qué te ha parecido Stirling?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.