3 rutas en el Pirineo navarro y francés

El verano pasado, por cuarto año consecutivo, seguimos descubriendo rincones de los Pirineos, que nos tienen completamente enamorados. Este año con una nueva incorporación y un nuevo destino, el Pirineo navarro y también por primera vez nos decidimos cruzar a la parte francesa. En el blog ya hay algunos posts dedicados a los pueblos que visitamos en la zona, este está más enfocado a las rutas de senderismo que hicimos. ¿Quieres ver cuáles fueron?

Día 1: Selva de Irati

El primer día, lo empezamos con calma y con un enclave imprescindible del Pirineo navarro como es la Selva de Irati. Este impresionante bosque, es una de las reservas naturales de hayedos más grande de Europa.

El denso manto de hayedos sirve de cobijo para la lluvia y además permite que la mayor parte de la ruta sea a la sombra. Algo que nos vino muy bien, en pleno mes de julio.

El sendero transita bordeando el embalse hasta llegar a Casas del Irati.

Para explorarlo, dejamos el coche en el parking de la presa. Para acceder con el coche al parking hay que pagar una tasa por vehículo. Cruzando desde el párking al otro lado de la presa, hay un sendero bien señalizado que bordea el embalse de Irati y llega hasta Casas del Irati. Otro punto de acceso a la reserva natural y más conveniente si vienes desde Ochagavía.

Finalmente desde Casas del Irati, nos acercamos hasta la Cascada del Cubo para comer y coger fuerzas, antes de regresar hasta la presa.

La Cascada del Cubo es perfecta para comer y descansar un poco

El recorrido no tiene nada de dificultad y se puede hacer en familia ya que no tiene prácticamente desnivel. Además hay también pistas para bicicleta dentro del parque. Eso sí, desde la presa hasta la Cascada del Cubo es un trayecto algo largo, creo recordar que en total, ida y vuelta fueron unos 15-16km.

Día 2: Ruta circular en Larrau

El segundo día nos animamos por primera vez a cruzar a la parte francesa para hacer una ruta y sin duda, fue un acierto absoluto. Salimos temprano y llegamos a Larrau tras casi 1h30′ de coche desde Orabaitzeta.  Nos llevo algo más de tiempo porque para llegar hay que cruzar el Puerto de Larrau que hace de frontera entre ambos países. Las vistas desde lo alto del puerto son increíbles pero la parte francesa estaba completamente cubierta de nubes y la densa niebla nos retrasó la bajada hasta Larrau.

La ruta comienza desde el parking de Logibar, a 3km a mano derecha tras pasar el pueblo de Larrau. Con la mochila a la espalda nos ponemos en marcha en dirección a la Pasarela d’Holzarte por un estrecho sendero. Hasta llegar a la pasarela el terreno es en su mayoría ascendente por lo que conviene estar en forma o si no, tomárselo con calma. En unos 3km aprox. desde el parking llegamos a la espectacular pasarela, un puente colgante y toda una obra de ingeniería sobre los cañones del río, que es casi imperceptible por la altura a la que se encuentra la pasarela. 

La Pasarela d’Holzarte nos pareció espectacular

Desde aquí se puede tomar un camino de vuelta al parking sin cruzar la pasarela o cruzarla y seguir ascendiendo un poco más y hacer una ruta bastante más larga. Como nos veíamos con fuerzas y ganas nos decantamos por la segunda opción. Tras algo más de 1km de ascenso llegamos  (por fin!) a un tramo prácticamente llano y muy tranquilo durante unos 5km hasta que nos toca volver a subir de nuevo. Nos motiva saber que es la última de la ruta, ya que tras 1,5km llegamos al punto más alto del recorrido. A partir de aquí es todo bajada hasta el parking, al principio una bajada suave por un camino de pista pero que se va acentuando y transformando en un estrecho sendero conforme más nos acercamos al final.

Como es una ruta circular se puede, naturalmente, hacer la ruta en el sentido inverso. En total son algo más de 14km tras los que llegamos exhaustos al coche.  Tras cruzar de nuevo el puerto de Larrau hacemos una parada técnica en Ochagavía para bebernos las cervezas que nos habíamos ganado.

La ruta la encontramos en Wikiloc y puedes consultarla aquí.

Día 3: La Pierre de St. Martin y Pico Anie

El tercer día también nos tocó madrugar, en este caso incluso algo más, pues el destino estaba algo más lejos. La Pierre de St. Martin es una famosa estación de esquí francesa pegada a la frontera con España.

La ruta comienza desde lo alto del puerto, en el parking del mirador de la Piedra de San Martín, justo al cruzar a la parte francesa. Desde ahí parte un sendero hacia el pico Anie (2.504 m). La mayor parte de la ruta transcurre en la misma frontera, en el macizo de Larra-Belagua. El macizo de Larra es una gran área kárstica de gran interés geológico y natural, y la zona del Pirineo a mayor altitud de toda Navarra. En concreto, el pico de la Mesa de los Tres Reyes (2.442 m) es el punto más alto de esta comunidad. El nombre proviene de que en el pasado fue donde confluían los reinos de Navarra, Aragón y el vizcondado de Bearne.

La ruta permite ascender hasta el pico de Anie entre un espectacular paisaje kárstico

Esta ruta, por tanto, se encuentra a una altitud considerable en torno a los 2.000 msnm y ofrece unas vistas espectaculares en todo su recorrido. Como estábamos algo cansados del día anterior, nos tomamos esta ruta con algo más de calma. 

Aunque teníamos pensado acabar la ruta en el pico Anie, decidimos acabarla un poco antes en el pico Murlong y ahorrarnos algunos metros de desnivel. Además, al acabarla antes pudimos aprovechar la tarde visitando algunos pueblos de la zona como Isaba y Roncal.

Aquí puedes consultar la ruta original de Wikiloc y aquí la que finalmente hicimos.


Tras otro año más descubriendo nuevos rincones de los Pirineos seguimos con ganas de más. Así que estamos pensando en volver este verano si las circunstancias lo permiten… Quizá este año, por fin, pondremos rumbo a la Val d’Aran. ¿Alguna recomendación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.