Libro: ‘El libro de la independencia’

Jamás olvidaré el lunes que apoyé el cañón de una pistola en mi cabeza y disparé hasta quedarme sin balas, sin detenerme a pensar en lo que hacía para no darle otra oportunidad al arrepentimiento. Era el adiós a un mundo brillante, la despedida a un trabajo fijo, la renuncia a un futuro previsible. Pasaban 10 minutos de las diez de la mañana y mis últimas palabras decían, más o menos, ‘quédense ustedes con el muerto que yo me largo’. Mi cuerpo se desplomó y yo salí por la puerta…

Así de fuerte empieza nuestra tercera lectura: El libro de la independencia. Esta vez toca irse de viaje con Pablo Rey y su compañera, Anna Callau. Tener una vida cómoda, un trabajo estable y un sueldo aceptable, parece ser que no es algo que fuera con ellos, así que un buen día, decidieron romper con todo y lanzarse a viajar. Este aspecto es algo que une a los autores de todos los libros que he ido comentando en esta sección, sin embargo, el caso de Pablo y Anna es un poco más llamativo, ya que su vuelta al mundo dura ya ¡16 años!

Pablo y Anna deciden un buen día lanzarse a viajar, pero no de una manera fácil. Quieren dar la vuelta al mundo en 4×4, y no, ninguno de ellos tiene mucha idea de mecánica. Además, si eso no es ya un reto suficiente, añaden una dificultad extra, su primer objetivo es llegar a Sudáfrica. El viaje empieza por el principio, saliendo en furgoneta de Barcelona, buscando cruzar el continente africano y vivir mil y una aventuras. Eligen una ruta bastante interesante: Italia, Grecia, Turquía, Siria, Jordania y, por fin, Egipto (¡ya estamos en África!).

La base de la cultura occidental es el esfuerzo individual, en los países árabes importa más la solidaridad.

Lo que más me ha gustado a mí es que este libro te acerca mucho al mundo musulmán. Recorre lugares que ahora no pisarías ni loco, como por ejemplo Siria, y acerca la cultura musulmana de una forrma muy importante en estos días en los que musulman, islam y terrorismo son palabras que en ciertos sectores (primitivos) de la sociedad a veces se confunden. Es bueno recordar que no todo lo relacionado con el mundo musulmán es malo o está basado en fundamentalismos, este libro te lo recuerda, y si no lo sabías, te lo enseña (por ejemplo, la hospitalidad de las familias musulmanas). Solo por eso, recomendaría su lectura a todo el mundo. También te acerca su lado malo, la situación que ocupa la mujer en esa cultura.

Así se iniciaron los problemas de Oriente Próximo: a Dios se le mezclaron los papeles y prometió la misma tierra a demasiada gente.

¿Lo mejor? La forma en la que escribe Pablo Rey, esto no es un libro estructurado con entradas tipo post, un capítulo, una ciudad. Es un libro de aventuras, aventuras vividas en primera persona, pero aventuras al fin y al cabo. Algo que eché de menos en ‘Diario de viaje de un viaje diario’ y ‘Un viaje interior’ fue que no fueran novela, que no hubiera demasiada continuidad entre los capítulos. ‘El libro de la independencia’ tienen todo eso, todo está hilado.

¿Lo peor? He de reconocer que, aunque me ha encantado la novela, al principio me costó un poco engancharme. Hasta que llegan a Grecia tuve que forzarme un poco a continuar, pero fue llegar allí y ya no pude dejar de leer.

¡Ah! Y aún mejor es que este libro tiene continuación. Si quieres saber qué ocurre con Anna y Pablo a partir de Egipto, tu libro se llama ‘Por el mal camino’, ¡yo estoy a punto de acabarlo!

¿Habías leído este libro? ¿Estás de acuerdo con la reseña? ¿Qué más libros viajeros recomiendas?

Próximamente, la reseña de nuestra cuarta lectura viajera: Por el mal camino. ¿Te unes a las lecturas? Tenemos grupo en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *