3 días en el Parque Nacional de Ordesa en Pirineos

Este verano, por segundo año consecutivo, repetimos Pirineos en familia mi tío, mi primo y yo. Si el año pasado el destino fue el Parque Nacional d’Aigüestortes, este año pusimos rumbo a otra zona de Pirineos. Nos fuimos a la parte de Huesca, a recorrer durante 3 días el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. ¿Quieres saber cómo lo organizamos?

Este verano el viaje cambió un poco con respecto al anterior. Si el año pasado estuvimos durante tres días en la parte alta de las montañas, haciendo noche en refugios y cargando las mochilas con lo que íbamos a necesitar durante toda la ruta, este año fuimos un poco más comodones. Establecimos base en Torla, a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y desde allí planificamos todas las rutas.

Parque Nacional de Ordesa: ¿Dónde dormir?

Escogimos Torla, el último pueblo a las puertas del parque como base para nuestras operaciones. Torla es un pequeño pueblo medieval, lleno de calles empedradas y casas de techo de pizarra por el que da gusto perderse después de un día entero recorriendo rutas y sendas de montaña. Parece un lugar de cuento, con las montañas como telón de fondo y su iglesia rómanica destacando desde cualquier ángulo.

Torla Pixabay
Imagen obtenida de Pixabay

En temporada alta, que es cuando fuimos nosotros, no se permite llegar al valle de Ordesa en coche. Lo máximo que puedes acercarte es hasta este pueblo. Sin embargo, hay servicio continuo de autobuses cada 15 – 30 minutos que conectan Torla y Ordesa. Los autobuses salen desde las 6 de la mañana hasta las 18 desde el parking de Torla. El billete cuesta 4.50 € ida-vuelta y 3 € solo ida o solo vuelta.

Día 1: Torla-Ordesa por Turieto bajo y Faja Racón

El primer día, para calentar y prepararnos para la ruta del día siguiente que parecía que iba a ser la más dura, decidimos saltarnos el autobús y llegar a la pradera de Ordesa caminando directamente desde Torla. Para ello había dos opciones: Turieto Alto y Turieto Bajo. Elegimos la segunda, siguiendo esta ruta de Wikiloc.

Turieto bajo en OrdesaEs un recorrido bastante fácil, de unos 7 km y con un desnivel muy suave, apenas 350 m de subida desde Torla a Ordesa. Casi todo el camino transcurre a la sombra de un bosque bordeando el río Ara, hasta llegar al Puente de los Navarros, donde se coge el desvío a Ordesa. Llegados a Ordesa, podríamos haber vuelto de nuevo a Torla por Turieta Alto, pero decidimos enganchar una nueva ruta antes de dar el día por ternimado. Así pues, pusimos rumbo a la Faja Racón.

Apta también para todos los públicos, esta ruta ya dejaba de ser un paseo y requería un poco más de esfuerzo. Se trata también de una ruta circular, de unos 10 km y 600 m de desnivel que parte desde el parking mismo de la pradera de Ordesa (donde te deja el autobús de Torla). Nosotros hicimos la ruta que os he compartido en el enlace de arriba pero en sentido contrario. En esencia no cambia mucho, subir subes y bajar bajas lo mismo, aunque es cierto que la bajada del final te destroza un poco las rodillas.

Faja Racón OrdesaEn el sentido en el que lo hicimos nosotros, la subida transcurre entre un bosque por lo que se agradece la sombra. Una vez arriba empieza el recorrido de la faja propiamente dicha. A tu derecha, queda una pared vertical de unos cuantos cientos de metros. A tu izquierda una caída suave, a veces con árboles, a veces con piedras, que te da una idea de la altura a la que estás. Al fondo, paredes verticales, bosques, flores amarillas que colorean las montañas de algo más que verde, marrón y gris, y el azul del cielo, un azul intenso que resulta difícil de ver en la ciudad. Y abajo, muy abajo, el valle. ¿Qué más se puede pedir?

Día 2: Cola de Caballo por la Senda de los Cazadores

Esta iba a ser el día fuerte del viaje, aunque el anterior no llegó a ser del todo relajado. Hay dos formas de plantear la ruta a la Cola de Caballo. Una de ellas hacer la ida y la vuelta por el mismo camino. Empezando en la pradera de Ordesa, donde nos deja el autobús, hay un sendero que discurre durante todo el recorrido al lado del río hasta llegar al fondo del valle y a la caída de la Cola de Caballo.

Mirador Ordesa La otra opción, que es la que escogimos nosotros, es realizar la ída por la Senda de los Cazadores y la vuelta por el camino que discurre paralelo al río. Aquí podéis encontrar la ruta. Esta es un poco más exigente, especialmente porque empieza con una subida casi 1 km durante los primeros 4 km, hasta llegar al Mirador de Calcilarruego. Esta parte es mejor hacerla de subida que de bajada, y hay que ir con cuidado si llueve o hay nieve, porque puede resultar peligrosa.

Una vez superada esta etapa, el camino discurre por la Faja Pelay, muy parecida a la Faja Racón, y que te da unas vistas espectaculares del valle con la Cola de Caballo y Monte Perdido en el fondo. En total, es una ruta de 20 km que se tarda fácilmente entre 7 – 8 horas en recorrerla, según el ritmo de cada uno.

Cola Caballo OrdesaDía 3: Valle del Otal y Valle Bujaruelo

El último día dejamos la parte de Ordesa y pusimos rumbo al Valle de Bujaruelo para hacer una ruta, más relajada en cuanto a desnivel se refiere, pero que acabó siendo de bastantes kilómetros. Al Valle de Bujaruelo se puede acceder con el coche sin ningún problema. Llegados ahí, lo dejamos en el parking del Refugio/Camping del Valle de Bujaruelo.

En nuestro último día allí, nuestro recorrido consistió en ir de valle en valle (y tiro porque me toca). Empezamos en el Valle de Bujaruelo para acabar en el Valle de Otal, y vuelta a empezar. La ruta que seguimos la podéis encontrar aquí. En total son 16 km, aprox., con un desnivel de 400 m. Algo fácil y relajado comparado con las rutas de los días anteriores.

Valle de OtalY bueno, a nivel montañero este fue nuestro paso por el Parque Nacional de Ordesa, uno de los lugares más bonitos que he visto nunca. Nos quedaron muchas cosas por explorar, así que cualquier excusa sería buena para volver a descubrirlas.

¡Espero que este post os sirva de ayuda si estáis planeando un viaje a Ordesa! Nosotros estamos pensando ya en la excursión a Pirineos del verano que viene, quién sabe qué nuevo lugar descubriremos. Y a vosotros, ¿cuál es la parte que más os ha impresionado de los Pirineos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *